Sobre mí!

Esta soy yo, esta es mi naturaleza, sin categorías, con poco que enseñar, con ganas locas de aprender, alimento mi capacidad de discernimiento e intento frenar un poco mi espíritu aventurero.
No nací para ser protegida, nací sobre-protectora, sin embargo cuando me cuidan lo disfruto tanto y jamás me niego a que me suceda.
No nací para ser dependiente, nací para decidir por mí.
No nací hija, crecí siendo hija, pero desde siempre me he sentido madre, me parezco mucho a mi padre, que es padre de todos.
No nací para sentir vergüenza por ser auténtica, nací para avergonzarme cuando niego mi identidad por cuadrar en lugares que no me dan nada.
No nací frágil, nací fuerte, persistente, pero jamás inquebrantable, porque es natural romperse a veces.
No nací para lamerme las heridas, nací para curarlas a punta de cuchillo caliente y con alcohol puro.
No nací para sentir miedo, sin embargo el temor de Dios, ese sí que lo tengo clarísimo.
No nací para permanecer en ningún lugar en particular, nací libre y libre quiero morir, lo que no tiene nada que ver con casarme o no, tiene que ver con sentirme de ese modo en cualquier estado de vida.
No nací para quedarme con quien cree que tiene mil opciones, nací para quedarme con quien ante mil opciones se quiere quedar conmigo.
No nací para perder personas, pero vaya que nací para ganármelas.
No nací para los vestidos y tacones, pero los uso cuando quiero o lo considero conveniente.
No nací para soñar con flores, nací para ir por ellas cuando se me antoje tenerlas en el buró de mi cama.
No nací para preocuparme por mi edad, nací para valorarla.
No nací para sentir miedo de quedarme sola, nací para estar en compañía sin sentirme sola, sin olvidar que para eso no hay edad.
Mi tío me dijo un día: “No ocupes el corazón con cualquier persona, porque un día llegará el amor de tu vida y ya no tendrá su lugar” Entonces ¿Quiénes somos para ocupar lugares que no nos pertenecen?

Recuerda siempre: “No nacimos para querer, nacimos para amar”

                                                                                                                       Janice Sánchez

18 thoughts on “Sobre mí!”

  1. Estar casado, no significa estar preso ni exclavo, sino que la vida se comparte entre dos… la felicidad esta en cada instante de la vida, solo hay que sentirla y vivirla…. me encanto tu tema.

  2. Que hermoso mi querida Janice me siento tan idetificada con lo que escribes,,,,,me llega a lo profundo de mi corazòn,,,,muchos cariños y que Dios te bendiga aumentando tu talento

  3. Es de tarde, tengo hambre y curioseando en la net te encontré, el propietario de la cabina se fue pues necesita recoger una Pc y me dejo encerrado en el establecimiento mientras llega. He tenido tiempo para ojear un poco lo que escribes -no me queda de otra, jajaja-. me gustan tus textos… extraños y a la vez identificables con muchas cosas de mi “Yo” de hace unos años. Espero de todo corazón que encuentres lo que buscas .. y que una vez que lo encuentres no dejes de escribir. Eso le pasa a muchas personas.. a veces las obligaciones ocupan esa parte interesante que uno exploraba en si mismo y que mientras más la descubría, mas se internaba en ella… Un abrazo amiga mía… y como dijo Cohelo desde su “Juan Salvador Gaviota”: ¡Alas y buen viento, mi pequeña gaviota!

  4. Que maravilla encontrar un ser que se exprese con tanta claridad y pasión, con tanta profundidad y con freses tan reales en la vida de los que aun creemos en el amor, Gracias Jan

    1. Gracias a ti Marcelo por tu tiempo y tus palabras, me hace feliz siempre recibir un saludo como el tuyo. No dejes de creer en el amor jamás, si ha sido difícil es porque no ha sido tan amor como parecía. Abrazo enorme 😀

  5. Hola Janice, buenas noches. Por esas casualidades del destino terminé conociendo a una interesante persona, sentada a mi costado en una pequeña reunión familiar. A veces me siento atrapada en medio de las expectativas que de mí tiene mi familia y lo que quiero hacer de verdad, e incluso muchas veces he descartado lo que quiero por tratar de encajar en esta realidad, con la que a veces me siento terriblemente cómoda, como aceptando lo que sucederá. He querido dibujar y pintar, he querido escribir, he querido ser veterinaria también. Pero me recuerdo que necesito ser realista y enfocarme en lo que soy y tengo ahora y el beneficio que seguramente me aportará, con la esperanza que algún día retomaré lo que inicialmente quise. No es como si antes no hubiera tenido estos dilemas, solo que a veces tengo la mala costumbre de ahogarme en vasos con agua. Sé lo que no quiero que sea mi vida, pero no sé exactamente que es lo que quiero que sea. Espero a las finales encontrar algo conveniente, sin acabar como el estropajo que mencionaron en la reunión. Un fuerte abrazo~!

    1. Hola Giulianna. Que bueno saber de ti. Ha sido un gusto conocerte. No sientas miedo por no saber a dónde quieres ir, porque sucede que nos toma tiempo averiguarlo, pero me queda claro que para conocer el camino es preciso empezar a caminar, entonces debes salir de tu zona de confort, dejar de escuchar lo que quieren los demás, dejar de creer en que no lo lograrás. Tú tienes que confiar en ti y en tus habilidades. Los sueños toman tiempo, lo ideal es que no se deje de trabajar por ellos. No es justo crecer pensando que tenemos que hacer la vida que los demás quieren para sentirnos frustrados, tus lágrimas me han dicho más de lo que me has contado, y no es justo llorar cuando se puede ser feliz. ¿Qué es ser realista para ti? Renunciar a lo que te apetece, a lo que quieres, a lo que anhelas. Eso no es ser realista, desde ningún punto de vista.
      Piensa en lo que quieres y ve detrás de ello, no será fácil, pero te hará feliz y pensar en ello te dará todo el ánimo que necesitas.
      Abrazo a la distancia y mucha fe, siempre.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Más allá de mí, es la pared en donde puedo pintar la persona que soy y que no se puede apreciar, a veces de la mano de Dios, a veces no.