El sendero del amor

He perdido mi destino, desorientada observo el camino, con miedo de haberte perdido, con la angustia de no saberte cercano y a veces me asusta pensarte ajeno.
Quiero creer que me sigues buscando, que aún cuando sin intención te encuentres en una bifurcación, los deseos de verme a tu lado van a tener el poder de hacerte retroceder.
Vuelve por favor, estoy en el sendero otra vez, ya no voy detrás de nadie y con seguridad ahora prefiero esperarte.
No tengas miedo, aclara tu mente, observa lo que tienes y reconoce que eso, no es lo que quieres.
Me he sentado a soñarte, a veces pienso en todas las posibilidades porque quizá así es más fácil (imaginarte en rostros familiares), tal vez ni siquiera he llegado a conocerte.
No es posible que no hayas pasado por el sendero, no es posible por el tiempo que he compartido con buenas personas y por el tiempo que he perdido con algunas otras.
Donde quiera que estés, regresa por favor.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.