Archivo de la categoría: Confianza (al 100%)

Actitudes que golpean

Recuerdas aquel día cuando el amor te encontró, te conquistó y le donaste un poco de todo (todo, todo), pues aquel día en la transfusión también recibiste un poquito de la otra persona (siempre es menos porque soñamos con más de lo que podemos entregar). Lo mezclamos todo, maceramos algunas cosas para que se ablanden un poco, el tiempo transcurre y va dando paso a ciertos cambios, muy usuales pero a veces un poco tontos (pero dulces cambios).

El amor nos hace tratar con dulzura al otro, le pones un sobrenombre por algo que descubres en el camino, menos veces usamos la palabra amor porque todos suelen llamarse así “amor”, pero lo que tú vives lo sientes único, diferente.

Creas juegos que nadie entiende, lanzas indirectas por sucesos que han vivido pero que no se pueden contar, porque son muy íntimos o porque son de las cosas que no se cuentan jamás.

A veces siento que tiré el modo de hacerme niña otra vez, hace poco intenté jugar un poco y me sentí tonta, en principio parecía divertido, ahora creo que no tiene sentido. Era algo así como darle puntos por cada cosa encantadora que hiciera y quitárselos por aquello que arruinara el momento, pero es mejor no hablar de quien ha fallecido porque no puede defenderse, hablo del juego, le dispararon esta tarde, acaba de morir.

Y te cuento esto que es insignificante, pero sirve de ejemplo para hablar DE LA NO VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, porque descubrimos en la vergüenza las razones para no hacer ciertas cosas otra vez, que no necesitan agredirnos o golpearnos, que a veces son pequeños gestos los que nos lastiman. No sabemos si es mejor decir o callar, porque si lo decimos, nos hacemos problemas, si lo callamos estamos de acuerdo y en el tiempo se hace rutina, hasta que no lo soportamos más y entonces quizá y ya estamos demasiado lastimadas.

Yo quiero exponer esto desde mi punto de vista, en detalles que para ellos son insignificantes, pero que para nosotras jamás dejan de ser importantes.

  1. Si la mujer delgada y espigada que conociste se ve un poco diferente después de hacerse madre, es bueno que siempre recuerdes que su vientre se estiró y soportó entre 1 y 4 kilos por 9 meses, te ha regalado la dicha de ser padre, regálale un poco de consideración en tus palabras, en tu forma de mirarla.
  2. Si la invitas a bailar, concéntrate en ella, porque si se arregló no fue sólo para ti, fue por ella también, para sentirse bella y sexy, entonces cuando las miras a todas menos a ella, no le quitas valor a su esfuerzo, hay algo peor que eso, le robas autoestima.
  3. Si quieres ser un caballero, empieza con ella y no con sus amigas, nosotras valoramos al tipo que ama a quien amamos, no al que intenta amar a todas.
  4. Si tienes ganas de demostrarle que la amas, hazlo, porque llevan años escudándose en que los sentimentalismos son cosa nuestra y que con ustedes es diferente.
  5. Si la admiras, díselo, no esperes perderla para encontrarla, para descubrirla.
  6. No la atormentes con tus inseguridades, porque ella no tiene la culpa de que no termines de creer que te eligió a ti.
  7. Si ella vive desconfiando y se atormenta y te atormenta, déjala, la traicionaste y ahora quieres culparla por todo lo que haces a escondidas?
  8. Si tienes un compromiso pero ya no la amas y crees que si te marchas se va a morir, no te preocupes, eso no pasará, lo que puede suceder es que te cases con ella a fuerza y con tu indiferencia la mates todos los días. Si tienes que disparar, hazlo y punto.
  9. Si en el sexo ella quiere aprender contigo, enséñale sin sentirte “macho” y sin avergonzarla porque si hay algo que debe quedar claro, es que mientras más paciencia y más comunicación exista en la cama y fuera de ella, todos ganan.
  10. Si conociste a alguien que sabe de artes amatorias más de lo que pensabas, disfrútalo sin mirarla como una puta, porque ella no lo es, así como no lo son ustedes al tener más parejas que cualquier mujer con la que se involucren.
  11. Si desean mujeres vírgenes, entonces empiecen por respetar cuando ellas dicen que no.
  12. Si no desean tener hijos, entonces busquen formas de cuidarse, ambos, porque si crees que es responsabilidad nuestra, entonces te jalaron en biología.
  13. Si un día te haces padre de un niño especial o con alguna discapacidad, nadie tiene la culpa, deja de urgar en su árbol genealógico y sobre todo, cursa un masivo a toda la familia que intenta defender que no son sus genes, estos niños no necesitan saber por qué tienen condiciones especiales, lo único que necesitan es amor.
  14. Si no quieres a una mujer para una relación seria, entonces dale el derecho a elegir, pero no le niegues la elección contándole mentiras.
  15. Si crees que la infidelidad se puede perdonar y que existe la segunda oportunidad, entonces también debes comprender y perdonar cuando no te la quieran dar. Porque se trata de ser equitativos.

No nos lastiman SOLAMENTE cuando se quitan la correa, cuando usan los puños, cuando nos dicen cosas que nadie quiere escuchar. Nos lastiman con actitudes, con gestos, con sonrisas fingidas, nos lastiman incluso con lo que dejan de decir (la verdad).

Conozco a mujeres realmente fuertes, mujeres que me demuestran que no tienen nada como para llamarlas el sexo débil, porque han superado el dolor y asumido el reto de la maternidad con mucha admiración, con toda la responsabilidad del mundo, a veces incluso siendo padre y madre. Quizá ellos sean más fuertes físicamente (aun cuando no gestan y menos alumbran), pero la fuerza que ustedes tienen HOMBRES no es para hacernos menos, para humillarnos o maltratarnos en cualquiera de sus formas, es para que puedan sostenernos, es para que sea posible encontrar en ustedes un poco de apoyo.

Jamás debemos olvidar que nuestro amor propio es nuestro primer amor, ellos deben comprender que los hijos felices se forman en hogares felices, en donde las mujeres se sienten amadas, valoradas y plenas.

¡No a la violencia contra la mujer!

Personalidad

Cuando me dispongo a publicar algo sobre lo que siento curiosidad, indignación, alegría o cualquier estado de ánimo que me asalte de por sí, es algo que con seguridad he venido pensando antes de lanzarlo. Quiere decir, que en el fondo, lo tengo bastante resuelto.
Yo estoy dispuesta a toda locura que me sea posible realizar, que no comprometa el hígado de nadie, menos mi dignidad. Qué fácil es conocerme, porque soy libre y expresiva, no necesito ser dos en uno, ni ser donde quiero lo que los demás desean, ni ser lo que deseo en donde tan solo yo quiero. Y eso se llama, personalidad. Desde que conocí un Dios palpable, cuidadoso de mi vida, consentidor como nadie. Llevo el paradigma de hacer las cosas cuidando de lo que él cuida en mis días, si allí en la profundidad de mis sentimientos descubro con total honestidad, que así es, entonces en ése momento, los demás, pueden opinar observando el mundo y su mundo, que no tiene nada que ver con el mío y que tampoco quiere decir que me importe, sí, así de malcriada estoy cuando encuentro que bajo estadísticas me quieren hacer ver el resultado de algo que a decir verdad, no estoy cuantificando. Si me dicen que no, entiendo que debo soltar. Si me dicen que sí, entiendo que debo perseverar, si me dicen que no saben, entonces regalo el tiempo que necesitan para que descubran lo que quieren. Hablo de sentimientos se sobreentiende. Tanta mediocridad a veces me genera un proceso alérgico, cuyo único medicamento es no dejarse atrapar, sino echarse a correr para que jamás te pueda alcanzar. Que debemos hacer las cosas de éste modo o del otro, ¿Para qué? Para preguntarnos al final quiénes carajos somos? Fantoches de un circo en donde sobran los bufones!! No me da la gana de acogerme a las leyes naturales de machismos alimentados desde los escritores de Disney, bien dice María José Osorio (una de las mías, se las recomiendo, no apto para mujeres sumisas) “el trono era ocupado por príncipes que probablemente estaban menos capacitados que las princesas”. Si vas a aplicar conmigo el efecto liga, eso de la distancia para alimentar el interés, ya te puedo ir diciendo: que mientras tu aplicas conmigo la regla cuya excepción soy yo, otros aprovecharán la distancia que vas a crear, porque es justo ése momento de distracción lo que necesitan para llamar mi atención. Si te tomo en serio, agradécelo, la culpa de que todas te hayan tomado a la ligera, no la tengo yo. Ahora si eso te asusta, entonces ya no saques cita conmigo, un psicólogo te viene mejor. No es feminismo, es honestidad. Cuando decido que haré algo, no voy a argumentarlo, me parece bien hacerlo y listo. Mi padre, por ejemplo, que con todo derecho podría pedir explicaciones que nunca pide, comprende en la dulzura de su corazón mis locuras, porque ya escribía yo, que eso no es sinónimo de echar por tierra quien soy. Si arriesgo por algo, es por mí que lo hago, que los demás le den una palmada en la espalda al afortunado, haciéndole sentir ganador de un concurso que no he publicado, ya escapa de mis manos. Hombres que no tienen pleno conocimiento que no a todas se nos debe medir con la misma vara, que a veces la medida les queda corta cuando encuentran actitudes impredecibles, propias de mujeres que no están dispuestas a ceder al prejuicio de una sociedad que se empapela de moralidad! Estoy molesta porque aún existen los machos de actualidad viviéndose como hace 10 décadas. Las mujeres tenemos todo el derecho de bordar mientras salimos con hombres interesantes, que escriben tan bonito, pero que sentimos una enorme NECESIDAD de verlos puestos en escena, acaso ustedes no nos analizan? ¿Acaso ustedes, no nos clasifican? Ella es para bailar pegadito y tomarme unos tragos, ella es para platicar y un buen café, ella se perfila para la madre de mis hijos y entonces, cómo los vamos a clasificar nosotras si cada vez que iniciamos el proceso de investigación, se nos vincula con todos, se nos crean relaciones y lo que es peor, se nos piden explicaciones. Machistas!! Y allí vamos nosotras, buscando aprobaciones que no necesitamos. Complaciendo a pobres diablos, haciéndoles creer que somos la mejor opción, publicitándonos de modos insospechados. Me pregunto, si no es tan inteligente para notarlo, vale la pena invertirnos en semejante promoción de habilidades? Si nos presentamos como un Foda (llena de Fortalezas, ofreciendo Oportunidades, mostrando nuestras Debilidades y poniéndolos al tanto de las Amenazas) como pretendemos entonces que no se sientan como nuestros administradores. Me decía el hermano de una de mis mejores amigas: “Ustedes intimidan a cualquier hombre”, perfecto!! Quiere decir que cuando alguien camine de la mano conmigo, podré lucirlo y decirle al resto que no me quedé con “cualquier hombre” sino con EL HOMBRE!

El miedo es una opción

“El peligro es real, pero el miedo es una opción” (Película: Después de la tierra)
Y en todos los aspectos de la vida se aplica. No nos lanzamos a nuevos proyectos, no dejamos de amar a quien nos humilla, no soltamos a quien nos resta.. y todo, por miedo!! Cuando lo peor que nos puede suceder, es sufrir. Suena sencillo, no lo es. Pasar por el dolor es complicado, terrible e incomprensible, no hay medicina, pero tampoco ETERNIDAD.