Compromiso de Vida

Ha sonado el despertador, hace frío y no quiero ir a la oficina, pero respecto a eso no tengo muchas opciones. Es una mañana que me cuestiona, que me pregunta ¿cuántos días de tú vida seguirás pensando en lo que quieres hacer y no haces?

Me reclamo mis derechos mientras cumplo mis obligaciones, mientras sigo siendo la niña responsable que soy desde siempre, desde el kínder hasta hoy.

Hoy cumplo 35 años, y estoy (probablemente) a la mitad de mi vida, hasta aquí he recorrido el camino en un solo sentido, siguiendo las señales y pegada al carril derecho. Sonrío y recuerdo una frase que circula en redes: “me di cuenta que la vida es para el otro lado”, quien lo haya escrito se atrevió a virar el timón y con tal hazaña conoció el sentido de su vida, su misión, su pasión.

Me recuerdo buena alumna, me esfuerzo por ser buena profesional, buena hija, buena hermana, buena amiga; no puedo dar fe de haberlo logrado, pero sí puedo dar fe de que no hay un solo día en el que no haya intentado. He cumplido mi parte con los que me rodean, con quienes me quieren, con quienes me conocen. Pero ha sido suficiente, no quiero dejar de intentar, pero desde ahora quiero hacerlo por mí, por mis sueños, por eso que me debo hace mucho.

No sé si pueda ser así por siempre, pero ese final de cuento no me quita el sueño, porque el futuro es incierto. Lo quiero hasta que sea posible, hasta que de un fruto, uno que me diga cualquier cosa, pero que me hable, porque este silencio rutinario de 8hrs diarias para comprar cosas que sobran cada vez que hago mudanza, me ensordece.

Hoy me preparo para salir del sistema, para hacerme un tatuaje (o dos), un piercing (o ninguno), para raparme el cabello si quiero. Me preparo para tomar decisiones que están condicionadas por los prejuicios de una sociedad que no me da nada, pero que me enferma casi siempre.

El camino al trabajo se hace corto ante tanta interrogante. Cada día despierto, voy a la oficina, regreso, duermo y así siempre. ¿Eso es todo? ¿Eso es la vida? ¿Cuándo toca vivir? ¿Cuándo?

Dejaré por un tiempo o quizá para siempre, mi trabajo. Todo dependerá del resultado de la aventura que estoy por emprender, esto de apartarme, de tener tiempo libre a través de trabajos sencillos, para de ese modo escribir un libro, y saber si esto que sueño puede hacerse tan grande como deseo.

¿Tengo miedo? Sí, tengo.  ¿Pero qué es un año de intentos frente a toda una vida de incertidumbre, de no saber si lo que quería era o no posible? Además, ya no tengo edad para seguir esperando oportunidades que es preciso me invente.

Es un día especial, hoy me he comprometido con la vida, en mi dedo un anillo que me acompañará hasta el final de mis días, pero sobre todo, que me recordará constante e incesantemente, que he nacido para ser feliz, que tengo votos de amor que cumplir por mí y para mí.

Me miro al espejo y en voz alta repito:

  • Me amaré y aceptaré cada día de mi vida.
  • Me perdonaré más y me exigiré menos.
  • Haré feliz a los demás, a través de mi felicidad.
  • Lucharé por todo aquello en lo que creo.
  • En los días grises sonreiré y en los de sol, agradeceré.
  • Conservaré la fe ante la adversidad.
  • Hablaré menos, haré más.
  • Me aferraré a mis sueños como si fuese todo lo que tengo.
  • No esperaré nada de nadie, de ese modo me seguiré sorprendiendo.
  • Respetaré las opciones de los demás, aunque yo no sea una de ellas.
  • Pellizcaré menos al pasado y prestaré poca atención al futuro.
  • Apreciaré la vida con calma, me fijaré en los detalles, me deleitaré con sus ofrecimientos.
  • No amaré a través de mis heridas, no acariciaré mis cicatrices.
  • Me buscaré constantemente para recordar quien soy y qué quiero.

Desde hoy y para siempre, me digo que sí, que si quiero, que sì puedo.

4 thoughts on “Compromiso de Vida”

  1. Me ha encantado,realmente es hermoso,cuantas veces,cuantos años hemos dejado pasar sin pensar en nosotras, solo pensando en los demás, cuantas veces nos hemos sido infieles a nos a otras mismas para ser le fiel a alguien más, ya es tiempo de voltear hacia nosotras.
    Se dice que” Muere lentamente quien no gira el volante cuando es infeliz con su trabajo, o con su amor,quien no arriesga lo cierto por lo incierto,para ir detrás de un sueño”

    1. Exactamente Luz, llega el día en el que tienes que armarte de valor para detenerte y empezar todo otra vez, entonces toca respirar hondo y arriesgar, aunque digan que no, aunque te mueras de miedo porque ellos tengan razón, pero te lo debes, y hay deudas que tienen que pagarse, sobre todo si son contigo misma.
      ¡Abrazo enorme! ¡Gracias por escribirme!

  2. Mientras leía lo que habías escrito, y tus experiencias por un momento sentí parte de mi vida pasar en cada linea, y como dices muchas veces pensamos mil veces en hacer las cosas, por responsabilidades o simplemente por miedo, hace unos días compre un anillo con la misma visión que tu: comprometerme conmigo misma; y es genial saber que no esta loca, y que si lo estas no eres la única, no sabes como cada articulo me hacen ver que solo necesito coraje, no dinero no una vida llena de mentiras, solo coraje para tomar decisiones.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.