EL AMOR, LOS SALVARÁ EL AMOR

Hace mucho que no escribo. Siempre pensé que sería como cuando uno aprende a conducir, que sin importar el tiempo, bastaría con sentarse en un automóvil para echarlo a andar. Pero no, no se me hace tan sencillo ahora, quizá escribir no sea como hacer otras cosas, ni mejor, ni peor, diferente.

Anoche me ha sucedido algo tan extraño y difícil de explicar, quizá producto de mi imaginación, quizá no. Intentaba dormir, a muchos se nos ha complicado descansar sin estar cansados, pero tenemos que hacerlo, todo el mundo dice que lo necesita el cuerpo, pero con toda honestidad este es un tiempo en el que lo necesita nuestra mente también. Hay demasiada información en redes, y todo en exceso resulta nocivo.

Ha iniciado Semana Santa y es el caos mundial que vivimos el que ha establecido para algunos el puente hacia la fe y sin embargo a otros (que desde antes de la pandemia no creían en ese Dios en el que yo creo), se les ha dado tan fácil sentenciarlo diciendo que es un Dios chantajista, que nos fuerza a volver nuestros ojos a él por miedo. La idea de que Dios tiene que ser un personaje de Marvel, como el hombre araña o Superman, que intenta  todo el tiempo impedir la maldad que existe en nosotros los seres humanos o las consecuencias de nuestros actos, no aplica. Eso solamente confirma que no conocemos a Dios, pero tampoco hemos logrado conocernos lo suficiente, sino entenderíamos todo lo que viene sucediendo y en lugar de buscar culpables, estaríamos enfocados en buscar la forma de salvarnos.

Se nos ha pedido que oremos, pero muchos piensan que no sirve de nada, que sirve más “actuar”, pero es porque no conocen el poder de la oración, pero ese no es el punto central de mi escrito, porque después de todo, hace mucho que mis actividades diarias de supervivencia me han restado el poco tiempo libre que tenía, y bueno, quizá sea una de las tantas excusas que usamos para no hacer lo que nos hace bien (orar por ejemplo).

Entonces, en mi intento de entablar una conversación con Dios desde mi cama, empecé a pedirle (así somos, pedimos antes de entregar), que tenga piedad, que nos permita regresar a los días en los que no hemos valorado los momentos que ahora no tenemos, y de pronto cuando el sueño empezó a rondarme, le pregunté a Dios ¿qué nos salvará de esta situación? Y puedes dejar de leerme, porque es posible que ya no esté en mis cabales, pero escuché (de verdad), un susurro que decía: EL AMOR, LOS SALVARÁ EL AMOR.

Al despertar, le he dado muchas vueltas a la frase, y claro, también me he preguntado si ha sido real, y si ha sido mi hermano, mi abuelo, mi ángel o Jesús o definitivamente ya se me han cruzado los cables. Pero al margen de mis problemas mentales. Hay algunas preguntas que me han ayudado a darle sentido a esta frase:

¿Qué hace que un médico, un enfermero, un técnico estén entregándolo todo en un hospital?

EL AMOR a su vocación, a su juramento hipocrático.

¿Qué hace que los policías y militares estén patrullando las calles?

EL AMOR a su país, a su uniforme.

¿Qué nos mueve a sacrificar nuestra libertad y quedarnos en casa?

EL AMOR a nuestra familia, a nuestro prójimo.

Entonces, es verdad, EL AMOR NOS SALVARÁ, solamente necesitamos comprometernos y dejar de lado el egoísmo que hemos adquirido en nuestro camino, que no se contagia, pero que una vez que habita en nosotros resulta difícil desprendernos de él.

Nos falta (como siempre), mucha consciencia sobre lo que acontece en nuestros días, creemos que no va a pasar nada, cuando todo nos está pasando encima. Pero no es el final, estamos a mitad del proceso o quizá apenas iniciando, cada país ha establecido sus propias reglas, pero respecto a nuestra fe, a lo que creemos y a nuestra forma de amar, somos nosotros quienes definimos los límites y este es el mejor tiempo para entregarlo todo, para no tener observaciones, ni excusas, porque hoy no se trata de una relación de dos personas, hoy nuestra relación de amor es con el mundo.

Entonces, vamos a salvar el mundo.

3 thoughts on “EL AMOR, LOS SALVARÁ EL AMOR”

  1. Hola Janice!!!! Tienes razón, es el amor el que nos salvará; el amor que hemos dado y el que recibimos cuando menos lo esperamos y de quien menos lo esperamos. No nos cansemos de dar amor aunque parezca que no es correspondido o que nadie hace nada por nosotros, todo tiene un tiempo para empezar y para terminar. Mucha fe y oración, te abrazo Janice, suerte a tu país y a todo el mundo desde México.

  2. Así es el amor nos salvará, el amor al prójimo, el amor a uno mismo, pero más importante para mi es el día que tengamos amor por nuestro planeta ese día de repente podamos disfrutar de lindos momentos en nuestro planeta, por ahora pienso que solo es un aviso de lo que se viene porque la contaminación ambiental está generando mucho daño y no nos damos cuenta, me sumo porque todos somos culpables de una manera u otra, entonces estaremos dispuestos a amar a nuestro planeta? . Pidámosle también al Señor que nos haga más concientes para que las nuevas generaciones tengan alguna posibilidad de disfrutar este planeta.
    Saludos cordiales y los mejores deseos en estos momentos.
    PD: Los animales regresaron a sus habitad naturales y el humano encerrado, no será que el virus somos nosotros?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.