Él no te ama

La bendita manía de creer constantemente en la posibilidad de ser “la excepción a la regla” por no aceptar la realidad.

1. Una amiga le cuenta a otra que vive enamorada hace años de un hombre casado y que cree que nunca va a divorciarse. La amiga se compadece y le cuenta la historia del vecino que dejó a la esposa después de 50 años por alguien más joven y se casó otra vez. Entonces la desconsolada mujer cree que ella también podría correr la misma suerte.

2. Después de una noche de copas más una experiencia sexual con un desconocido, ella espera impaciente su llamada, pasa el tiempo y piensa que quizá anotó mal el número, que la llamó justo cuando el celular se descargó, que quizá (él) no quiere parecer muy interesado (entre otros mil planteamientos). Llega su amigo,  la escucha y le comenta que él tardó un mes en llamar a la que ahora es su esposa. Ella termina creyendo que debe tener paciencia y esperar un poco más.

3. Él le dice que el matrimonio arruina las cosas, que así como están es perfecto, que no necesitan papeles para ser felices, ella no está convencida pero se calma un poco cuando escucha por allí, la historia de que esa idea desaparecerá al transcurrir los años y que tendrá su boda de ensueño.

Y así, un mundo de historias con finales más que conocidos pero como siempre, preferimos lo que más nos conviene. Creemos que esa historia tan común será especial porque se trata de nosotras y no es verdad.

Despierta y deja de creer que eres la excepción porque en realidad existe una alta probabilidad de que seas la regla.


De la película: “Él no te ama”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.