¿Por qué siempre me sucede lo mismo?

En el amor existe un sano sentimiento y una completa incertidumbre, nadie sabe cómo va a terminar todo, puede que empiece con calma o intempestivamente pero eso tampoco es un indicador, en realidad en el amor no hay caminos, no hay fórmulas, no hay señales, no hay nada.

Irónicamente siendo el amor tan complicado nos reduce a la simplicidad del ¿te arriesgas o no?, estoy convencida que para enamorarse se tiene que ser o muy valiente o muy inconsciente, porque cuando comprendes a profundidad que una relación implica compartir tu tiempo, tu espacio, postergar vacaciones hasta encontrar coincidencias, asumir la vida del otro, compenetrarte con sus sueños, entre tantas cosas que implican desprendimiento y responsabilidad y si después de eso dices que sí es porque confías en tu capacidad de amar, pero si aceptas amar a otro sin pensar bien en lo que te corresponde, entonces aún no entiendes el sentido de estar vivo.

El problema de nosotras (por ejemplo)  es que creemos todo lo que nos dicen y ellos saben bien lo que queremos escuchar, se adecuan a cada forma de pensamiento, se adecuan a cada uno de nuestros sueños. Pero es una culpa compartida ¿Por qué nos sucede siempre lo mismo? Porque ligamos pequeños detalles a grandes gestos, nos sentimos especiales por actitudes que son costumbres para ellos, nos fiamos al creer que pueden “sentir” nuestra honestidad y esperamos reciprocidad, ni los años, ni las malas experiencias nos regalan prudencia, cada vez que iniciamos algo nuestra ingenuidad nos acompaña, cada intento fallido es el intento en el que lo apostamos todo, es correcto dar a cada quien lo que esperamos (amor) pero nuestra entrega jamás debe estar afianzada en actitudes que nos lastiman, en justificaciones absurdas, en explicaciones sin sentido.

Reza un dicho que “las cosas que empiezan mal, terminan mal” pero he visto inicios “catastróficos” y después de todo siguen sobreviviendo con vientos de llegar a buen puerto, pero esto no siempre sucede, de miles de historias puede que unas cuantas se concreten, el problema es cuando creemos que esa excepción nos pertenece, no sabemos, pero si vas a arriesgar siempre debes estar preparada para perder, porque es parte de la vida, porque es parte del amor.

Si en la etapa de enamoramiento (la mejor) no es amable, sus historias no coinciden, sus referencias no son ciertas y habla más de lo que hace, tienes buenas razones para dejarlo ir, no te quedes mucho tiempo, el tiempo nos crea momentos, recuerdos y luego todo se hace nostalgia, créeme no la quieres cerca.

No te engañes diciéndole a la gente “lo estoy tomando con calma” cuando nosotras (la gran mayoría) estamos pensando en el futuro y haciendo mil proyecciones ¿por qué somos así? No lo sé, no lo entiendo y no es posible evitarlo, después de todo, es eso lo que nos “mata”, el millón de expectativas que nos hacemos.

Cuando conoces a alguien es preciso “estudiar” un poco lo que hace, lo que dice, las cosas que te cuenta, podrás decir que es desconfianza pero alego a mi favor que la confianza se gana, entonces en principio nadie ha ganado nada más que la oportunidad de conocerse.

Eres de una forma y no puedes ser de otra por agradarle a alguien por mucho que creas que es el tipo conveniente para ti, porque él va a enamorarse de la persona que no podrás ser permanentemente y entonces un día (cualquier día) “dejarás” de gustarle y es lógico, dejaste de ser la que le gustaba para ser tú otra vez.

Si dice que no le gusta que seas “celosa”, entonces no le gustas toda tú, porque eso es parte de ti, y si te da la oportunidad de mejorar, entonces tiene que tener la paciencia de esperar, porque vas a cambiar “años” (y no es poco). Si discuten y te jalonea o te grita, puedes darte una idea del carácter que tiene, si te quedas, no te quejes.

Nadie es perfecto, todos tienen un punto de quiebre, pero si ese es tu argumento para ser permisible sin tener excepciones a la regla, entonces allí tienes tu respuesta. Te sucede siempre lo mismo porque permites y disculpas situaciones que te indican que lo que vives no es bueno, que no te suma, que te hace dudar o te crea culpas, te sucede siempre lo mismo porque comprendes lo que no deberías y confías sin tomar precauciones, porque confías ciegamente, porque crees que todos ven el amor como lo ves tú, pero en realidad el concepto de amor para cada quien es diferente, puede que no todas las personas sean expresivas o detallistas, pero cuando aman se nota, quiero que te quedes con eso “el amor siempre se deja ver”, sino lo ves o lo ves en ciertas ocasiones no es tan amor como parece.

¡Reflexiona!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.