Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte

A mitad de viaje he revisado las redes sociales, y a punto de ingresar a misa, he leído la publicación de una niña que necesita ayuda porque ha nacido con complicaciones, tiene la piel muy delicada y se lastima con facilidad. Necesita medicamentos, necesita dinero. Nadie pide oraciones porque muchas personas no creen en ellas, dicen que es mejor hacer, que pedir. Yo pienso que todo sirve.

Guardé el móvil y decidí orar por esta niña también, fue inevitable recordar en ese momento a alguien que siempre me ha preguntado (con intención de cuestionar mi fe), si Dios existe ¿por qué permite que los niños sufran? Y casi siempre me ha dejado sin respuesta, o de pronto las que le he dado  no han logrado satisfacerlo y lo comprendo. Dios tiene motivos que en el tiempo o quizá nunca, logramos entender, pero estoy segura que los tiene, y es fe lo que me hace creer que así es. Lo siento, esto no es algo que pueda explicar, es algo que siento y me supera y sobre todo, me ayuda a vivir confiada.

Le pregunté lo mismo a Dios: ¿Por qué sufre esta niña? Es tan pequeña y ya tiene días difíciles. Muchas personas, muchas ideas, muchas imágenes vinieron a mi cabeza, todas ellas ligadas a duras batallas.

Recordé a Lorena Meritano (actriz), a Pau Donés (cantante de Jarabe de Palo), a Lizzie Velásquez (oradora motivacional), entre otros tantos que me inspiran a darle guerra a la vida. Lizzie por ejemplo, sufre de una rara enfermedad, que no le permite subir de peso, que le ha ocasionado ceguera en el ojo derecho, tiene envejecimiento prematuro y ella algunas veces afirma: “Dios me bendijo con la bendición más grande de mi vida, que es mi síndrome”.

Y llámalo como quieras, pero yo diré que fue una respuesta contundente. ¿Estamos destinados al sufrimiento o somos elegidos para asumir desafíos? Porque ante el dolor y la incomprensión tenemos dos opciones, dejarnos llevar hacia la oscuridad, encerrarnos y renunciar a vivir. O, aprender a vivir en medio de toda nuestra adversidad y hacer de cada momento una razón para sobresalir.

¿Acaso no son estas personas las que han nacido para enseñarnos que en medio de todo lo desalentador que puede ser el camino, es posible seguir avanzando? Y quienes así lo han entendido han hecho de su vida una lucha constante, de su enfermedad una bendición por la que agradecen, y en sus debilidades han encontrado su mayor fortaleza. Dice una cita bíblica: “Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Corintios 12,10).

¿Qué se necesita para encontrar fuerza en lo que la gente usa para debilitarte? Fe, es todo. Creer que hay una razón que va más allá de cualquier argumento lógico, y asumir que tenemos la posibilidad de hacer de nuestra vida un instrumento, un medio para otros, para aquellos que no son tan fuertes, que tienen un escenario favorable pero que no tienen la visión que tiene Lizzie. Ella dice que lo positivo de no ver por un ojo, es que solamente paga por un solo lente de contacto.

Entonces desde aquel día, mi oración por aquellos que pasan momentos difíciles, adversos e inexplicables, tiene que ver con que dejen de estar en donde están, pero también, para que mientras estén, puedan hacer de sus circunstancias, motivaciones para aquellos que teniendo la mejor salud del mundo, se dejan morir.

No tengo argumento para explicarte lo que a veces, yo tampoco comprendo, tan solo quiero hacerte saber que siempre tenemos la oportunidad de transformar nuestras desfavorables circunstancias para que a través de ellas, sea posible darle vida a los demás.

Yo no quiero que estés de acuerdo conmigo o resultar siendo convincente, quizá lo único que necesito es que ames la vida que tienes, sea como sea que te la hayan asignado, porque es la oportunidad que tienes de transcender.

Termino mi escrito con una frase que propiciamente encontré: “Le pregunté a Dios: ¿Por qué me estás llevando a aguas profundas? y él me contestó: Porque tus enemigos no saben nadar.

¡Buenas noches!

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.