Recuerdos

Salgo de la cama en puntillas, decido escribir mientras lo veo dormir con el torso descubierto. Enciendo un cigarrillo, porque ese es su aroma natural, el perfume que hace que pueda evocarlo, quizá por ello dejé de fumar, para ponerme a prueba de él.
Le digo que lo amo en el silencio de la noche, le digo todo lo que necesito que se grabe en su subconsciente, aunque siempre pensaré que lo sabe y me hace creer que no le importa mientras me abraza y me dice que me quiere.
Quiero despertarlo para decirle que se quede o que me pida que regrese, pero no puedo, me ha dicho tantas veces que no, que al margen de la costumbre, aún me duele que me toque, que me sueñe, que me anhele y que me desee en proporciones insuficientes, en márgenes tan pequeños e insignificantes que hacen que tome su camisa, sus cosas y se marche.
No entiendo ¿Cómo haciendo la maleta con tanta calma como para no olvidar nada, siempre termina dejándome? Olvida mi amor, mis palabras, mi sentir, mis caricias.
No le he preguntado si existe alguien más, me aterra que me diga que sí, no creo morir de dolor, pero sobrevivir no me haría tan feliz. Más allá de saberlo ajeno, lo reconocería deshonesto, infiel y canalla, y no, no quiero. Quiero amar a alguien bueno y aunque él no lo sea, es lo que yo ahora creo.
Divago por los años que hemos pasado juntos, recuerdo que lo he amado para luego herirlo, y ahora intento recuperarlo aunque me haya dicho claramente que no es posible, que lo he perdido para siempre, pero no le creo, porque no me conviene hacerlo.
No me he sometido a este amor itinerante por puro gusto, porque no me valore, porque no sepa qué es lo que merezco, pero precisamente ahora, merezco un castigo por haber tocado su corazón en un momento el que no estaba preparada para tenerlo. No todo es mi culpa, y en razón a ello, he determinado que haré un poco más, solo un poco más, luego de eso también he de irme detrás de nuevos caminos.


*Años después, esta historia escrita en una vieja libreta, me permite recordar que se puede dejar de amar, que se puede olvidar, que se puede empezar cada vez que se quiere.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.